viernes, 19 de febrero de 2010

A veces son caprichos....

TU VOZ

No necesito que me digas que me amas con tu boca o con tu cuerpo.
Porque tu corazón lo grita con cada latido.
No necesitas saber que lo entiendo, porque mi corazón
Lo grita con cada latido.
No necesito que tu cuerpo me ame con su sangre y su calor.
No necesitas que mi cuerpo reaccione ante tu piel solo por amor.
Porque hasta el mas mínimo roce nos conecta.
Mi alma conoce tu alma, mis ojos descubren tus ojos.
No necesito escucharlo para saberlo… pero, ¡Ah!
¡Que lindo se escucha en tu voz!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios!