jueves, 31 de julio de 2014

De Renuncias y Despedidas...



Hoy renuncio a tus demandas,
a tus “debes” grises y tontos.
Renuncio a tu amor a medias,
a tu insatisfacción y a mi desespero.

Mis alas te quedan grandes.
Tus brazos me quedan chicos.
No puedes doblar mis caminos.
No puedes sembrarme en tus campos.

Me alejo porque es preciso
ser fiel a mi sola esencia,
caminaré por el puente roto
del dolor, de mi resistencia

Quemaré tus recuerdos llanos,
esos que pretenden detenerme
y quieren seguirme conectando
a tu pasado, sin tiempo ni espacio.

Atándome a tu cama y tu cuerpo,
a la costumbre cotidiana, a la rutina
y así, sentirme complementada
por lo que anhela la medianía.

Renuncio a perderme a mí misma
en medio de un pálido hastío.
Solo el amor no es suficiente,
mi luz no se propaga en tu vacío.


viernes, 11 de julio de 2014

Días...

Y entre café, y música de Fernando Delgadillo, ésto recordé:





No sé qué fue, pero lo sentí de inmediato
No fue ni tu cuerpo ni tu voz, aunque tarde me di cuenta que si lo eran
No fue tu cuerpo haciéndome vibrar de placer,
Fueron nuestras almas haciendo el amor,
Fueron nuestras mentes conectándose al unísono.
Fuiste sur y yo fui Norte, fuimos polos encontrándose.
Tú y tu libertad me conquistaron
Yo y mi seguridad que me detiene.
Tu pecho y mis manos recorriéndolo
Tu cuello y mi lengua saboreándose.
Tu olor a hierba y a piel permanentemente enamorada.
Pocos días te tuve y te me fuiste.
Y aunque temo, desde siempre lo supiste
Yo te amé, y tú me amaste, aunque solo por momentos.
Intento amarte y sentirme feliz por verte partir.
Mis lágrimas han quedado contenidas, se rehúsan a salir y
mi cabeza trata de justificarlo, mi corazón sabe que se enamoró.
Porque en tan solo pocos días pude sentirme viva otra vez,
Recordar que tengo sueños  y que puedo amar.

Solo amar.