jueves, 20 de enero de 2011

FLUIR





Correos viejos, letras, palabras, cartas y recuerdos
Disfraces, notas musicales y lágrimas que no dejan de brotar.
Primaveras entradas en veranos, olor a prohibición y misticismo
Cielos estrellados, confusiones deliciosas.
Hay que sentir el dolor hasta el fondo. Vivirlo, experimentarlo, sudarlo.
Llegar hasta su punto más alto y después respirar, hacerse su amigo y confesarle tus secretos.
Hay que llorar hasta la última lágrima. Volverse esa lágrima.
Secarse, resquebrajarse y volver a fluir.
Hay que prenderle fuego al recuerdo, al pasado, danzar alrededor de esa fogata
Y no arrepentirse jamás.
Volcar en ella esos correos viejos, esas letras, esas palabras… todas ya muertas.
Todos tus disfraces y los míos, todas mis lágrimas y tus carcajadas.
Todas mis primaveras que parecían veranos, mis cielos estrellados
Y tus confusiones deliciosas… y ese olor a ti.
También los besos, hay que arrojarlos al fuego, también las caricias, esas agridulces heridas, aun abiertas en la piel. Habrá que arrancarnos la ropa, no por la pasión, sino por la libertad.
Quemarlas también será preciso, que se vuelvan cenizas sus hilos que parecieron cadenas.
Que no quede ni un rastro de lo que fue.
Que no se escuche un pero que de batalla, porque la guerra ya no habrá de resurgir.
Que no haya una mirada triste que te detenga.
Entrar en el río y volverse el río y fluir, fluir con fuerza, desbordarse y reventar las presas
Después la calma llegará, y habrá que inundar los cauces ya secos.
Renovar la tierra y crecer de ella.  Florecer y dar frutos, florecer de vida, florecer de amor  y entonces volver a amar.


Imagen: Presa de la Amistad, Cd. Acuña, Coahuila Mexico.

1 comentario:

  1. WOW...EXCELENTE !!!....CREO QUE ESTA PERFECTO PARA MI ....

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios!