jueves, 12 de junio de 2014

PARA BESAR.













Y se siente lentamente, en la piel,
y en cada uno de estos poros que electrizas al besarme.
Tu boca apasionada, se asemeja a tu pensar.
Va escalando, poco a poco, las cumbres de mis miedos,
dulcemente me obliga a dejarme llevar.

Se siente lentamente,
como el beso que me das.
Maduro, sereno, 
a la vez ingenuo y sensual.

Me vas besando rítmicamente,
para escuchar el ritmo debes besarme más.
Y a mí, que me encanta la música,
Me siento impelida a contestar.

Tu beso se mueve y así, mis caderas.
Tu beso nos mueve, y te vuelvo a besar.
Si hay algo que se interpone en este rito,
es la respiración que nos vuelve a faltar.

Tu beso es la llave que me desencadena,
que calienta mi sangre, que me condena,
ansiado suplicio, una muerte segura.
Tu beso es el virus, la enfermedad y la cura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios!