lunes, 20 de octubre de 2014

EL MOMENTO

El momento me supo a tierra fértil,
A triste arroyo con tu luz, iluminado.
Me supo a noches cálidas de estrellas.
A días frescos, en mis sueños enterrados.

Tu sonrisa, claro espejo de tu alma
Bienvenida solitaria me ofrecía.
Y tus manos, recordaba, tan calladas,
Aun tibias de mis besos, sonreían.

Fue un momento que me supo a vía láctea,
A praderas, con mil flores decoradas.
Con un choque al colapso de moléculas,
Y una esencia de lavanda sublimada.

Un momento tan efímero y sincero,
Irreal y verdadero al mismo tiempo.
Caótico, ilógico e improvisado.
Irrepetible, y eternamente atesorado.

¿Intentarlo otra vez?, no hay excusa.
No será ya nunca más lo que haya sido.
Infinito existirá en nuestra memoria,
Infinita y breve, asimismo nuestra historia.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios!