jueves, 29 de octubre de 2015

FRIDA

Para Friducha

Lo magnífico y lo que obsesivamente me atrae de Frida,
es que era como muchas de nosotras,
apasionada, real, sin pelos en la lengua,
enferma del cuerpo y del alma,
generalmente porque amaba
más de lo que "las buenas costumbres" permitían.

Con una pluma o un pincel ardiendo entre sus dedos,
le daba forma a la gloria o al tormento 
que dentro de sí convergía.
Eso es lo que me encantaba de Frida, 
era más que imperfecta. 
Y no lo escondía.

IMAGEN DE NICKOLAS MURRAY

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios!