domingo, 14 de noviembre de 2010

AUN ESTAS AQUÍ


Veo tus letras, imagino tu voz, 
y algo en mis adentros lucha contra mi misma.
Como si mi propia alma quisiera romperme en dos
y salir en busca de la tuya. A encontrarse, a conectarse.
Como alguna vez lo hizo hace ya muchos suspiros.

Mi mente me transporta a tu piel tan embustera, tan hechicera.
Donde encontré la música perfecta, el aroma a paraíso, el veneno de tu amor.
Y hoy te veo, tan distinto.
Bajaste del pedestal y sin embargo sigues en mis lienzos.
En mis líneas, en mis tardes y mañanas.
Como un simple mortal, y me esclavizas como un dios etéreo,
que decide si tengo paz, que decide si estoy en guerra.

Aun estas aquí entre mis silencios,
Con tu verde y con tu aliento, con tu risa y con tu miedo.
Jugando con mi calma, jugando con mis sueños.
Haciendo con mis ansias malabares divertidos.
Y quisiera contenerme pero sé que ya no puedo. 
Hace mucho que empezamos a jugar. Quizá es que no se perder.
Quizá es que siempre me has ganado.

Y aun estas aquí, y lucho contra mi misma,
para no tocarte, para no sentirte, para no seguirte amando y fingir que la vida sigue,
Para secar la lágrima que quiere escaparse
Cuando teniéndote tan cerca, nos separa un largo adiós.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios!