domingo, 9 de mayo de 2010

DESPERTARES



















Cada mañana me despierta la maravilla
de tu cuerpo a mis espaldas, de tus brazos sobre mi piel.
Y cuando el sol toca tu cara, te ilumina y respiras,
imagino que soy ese aire y viajo por todo tu ser.


Estamos a milímetros pero algo me detiene.
Tan cerca de tus labios y tan lejos del placer.
Temo que solo tocarte te devuelva de tus sueños,
te contemplo y me convenzo que no te quiero perder.

Y de pronto abres los ojos, escuchaste mis pensamientos.
Me sonríes y me congelo, y no sé ni que decir.
Solo atino a darte un beso, me avasallan mis sentimientos,
dices algo, no te escucho, en tus ojos me perdí.


Me hipnotiza el brillo del sol que se refleja en tu cabello.
Y si me acerco distingo un aroma a paraíso, azúcar y sal.
Aroma de verso caliente, el sonido de la musa incitante
El sabor del placer satisfecho, es tu dulce veneno mortal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios!